Maestros de diferentes centros educativos que tienen bajo su responsabilidad la educación de niños con hipoacusia reciben la capacitación denominada “Enfoque interactivo, para el desarrollo pedagógico en el niño con deficiencia auditiva”.

La actividad la realiza el Centro de Audición y Lenguaje, CALE, del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, y se plantearon tres objetivos fundamentales.

El primero de ellos es dar a conocer el proceso que interviene en el desarrollo, comunicación, y lenguaje del niño con dificultades auditivas, El segundo está relacionado con la importancia de identificar el perfil individual del niño y el ultimo está destinado a las estrategias de intervención en el aula.

La Licenciada Olimpia Salamanca, jefa de terapias del CALE, dijo que a los educadores se les ayudara a identificar a los niños que asisten a clases y que tienen un problema auditivo.

“Los maestros deben identificar a estos niños, ya que existen casos en los que los alumnos no avanzan por que tienen una deficiencia auditiva y no porque sean malos estudiantes” dijo Salamanca.

María de los Ángeles Ramos, es maestra del Centro Escolar, Colonia San Rafael, en Soyapango, ella dice que la falta de conocimiento sobre la sordera es el principal problema que enfrentan los profesores en las aulas con los alumnos que tienen esa condición de vida.

“Cuando en nuestros salones tenemos personas sordas, no sabemos cómo abordarlas, es urgente que en la formación de los maestros se implemente el lenguaje de señas para tener una forma de comunicación con estos alumnos” señaló la educadora,

La profesora Ramos, dijo también que hay casos donde la misma familia es la culpable de esta situación ya que al llevar a sus hijos las escuelas no dicen que tiene una deficiencia auditiva.

Para la educadora, la capacitación que reciben por parte del CALE, es valiosa para mejorar el trato hacia los alumnos con problemas auditivos. “Esta iniciativa es excelente, esperamos que se mantenga y de esa manera ayudar a los estudiantes que tienen dificultades para escuchar” concluyó la profesora Ramos.