En un ambiente de mucha algarabía y demostraciones de habilidades, los infantes del programa de Hipoacúsicos del Centro de Audición y Lenguaje, CALE, participaron de un convivio familiar al que asistieron 75 usuarios con sus padres.

La actividad fue desarrollada con el objetivo de fomentar en los usuarios del CALE, una mejor socialización y mejorar el desarrollo motriz de los menores que son atendidos en este centro del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI.

“Aquí ellos podrán realizar las actividades que les gustan, subir a los juegos, mostrar sus destrezas, es una terapia diferente con resultados fantásticos” señaló la Licenciada Gloria de Muñoz, terapista del CALE.

La participación de los padres va orientada a que ellos se conozcan como grupo, que se identifiquen y puedan apoyarse mutuamente, explico la Licda. de Muñoz.  

“Muchos de estos padres de familia no se conocen ya que tienen horarios distintos y es bueno que se conozcan entre ellos para q se ayuden entre ellos” reiteró Muñoz.

Durante el convivio también se fomentó la independencia de los infantes, “Aquí los niños podrán enseñarnos sus habilidades y demostrarnos que tienen mucha capacidad y que pueden desenvolverse ellos solos” Informó la Licenciada Melany Reyes, terapista del CALE.

Beverly Celeste López, fue una de las usuarias que participó en el convivio familiar, era acompañada por sus padres quienes sorprendidos y temerosos observaban como esta pequeña subía y bajaba con destreza los juegos.

“Estoy sorprendido, veo que mi hija realiza los juegos con mucha habilidad, sin duda que estas actividades son exitosas y de beneficio para nuestros hijos” expresó Walter López Dimas, padre de Beverly.