El trabajo en equipo dirigido a fortalecer el proceso de rehabilitación de los menores del programa de Hipoacúsicos del Centro de Audición y Lenguaje, CALE, fue el tema central de la reunión entre los padres de familia de estos infantes y las autoridades de ese centro del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI.

El encuentro se desarrolló en un ambiente de respeto y cordialidad, se conversó sobre los avances y las necesidades del programa de Hipoacúsicos. Los padres de familia se mostraron complacidos con el servicio que reciben dentro del CALE.

La reunión fue aprovechada por el Dr. Ricardo Rápalo, director de Audición y Lenguaje, para felicitar a los padres de familia por el papel protagonistas que desempeña en el proceso de rehabilitación de los menores con hipoacusia.

“Hay que trabajar juntos, para que los resultados sean los mejores” expresó el Dr. Rápalo, quien adquirió el compromiso de solventar algunos impases que le fueron planteados por los padres de familia.

Sandra Machuca, una de las madres de familia que asistió a la reunión, dijo que dentro de las necesidades que tienen es lograr un refuerzo pedagógico para los infantes Hipoacúsicos que les permita un mejor desenvolvimiento en los centros educativos.

Planteamiento que fue secundado por Ángel Estrada, quien afirmó que la condición de vida de las personas con hipoacusia los pone en desventaja ante el resto de estudiantes.

Ante esto el Dr. Rápalo, manifestó que dentro del CALE, hay personal que puede ayudarlo en lo básico y de manera particular en lo referente a la lectura y escritura con técnicas que les permita avanzar de mejor manera.

También el director de Audición y Lenguaje se mostró a favor de realizar seguimientos de los menores Hipoacúsicos dentro de las escuelas y ser un intermediario que pueda plantear alternativas que favorezcan a estos usuarios del CALE.

foto2