El desarrollo de una técnica innovadora que facilite a las personas  con discapacidad  visual adquirir  habilidades en el arte de la pintura busca el taller denominado “Ver desde el alma” que impulsa el Centro de Rehabilitación de Ciegos “Eugenia de Dueñas”.

La técnica consiste en usar los sentidos del olfato, tacto y oídos para aprender a reconocer los diferentes colores y así mismo ubicarse en el espacio del lienzo u otro material que se  use para pintar.

El taller es impartido por la Ingeniera química Marcela Cozzo de nacionalidad Uruguaya, quien ha creado pinturas con diferentes olores, lo que permite a las personas ciegas identificar los colores a usar en sus trabajos artísticos.

Al evento asisten diferentes pintores salvadoreños y terapistas del Centro de Ciegos, quienes son capacitados en el uso de esta técnica de arte exclusiva para las personas con discapacidad visual.

La realización de este taller cuenta con el apoyo de la Asociación Visión El Salvador, su presidenta la Dra. Zoila Macall, dijo estar satisfecha con la realización del evento, el cual contribuirá a la inclusión de las personas con discapacidad visual al mundo del arte de la pintura.

Por su parte el Dr. Alex Francisco González, presidente del ISRI, agradeció a Marcela Cozzo y a Visión El Salvador, por considerar al Centro de Ciegos para realizar el taller de  pintura. “Estamos seguros que sera un éxito y traerá enormes  beneficios a nuestros usuarios “ dijo  el funcionario.

La responsable del desarrollo del taller  explicó que desde el 2011 se trabaja con esta técnica en Uruguay con resultados sorprendentes,  y que  espera sembrar las  semillas de una nueva estrategia de inclusión social  de las personas con discapacidad visual de nuestro país.

Los participantes del taller,  iniciaron la capacitación con un ejercicio de adaptación al trabajo que se  realizará  por  dos  semanas,  fueron cubiertos de los ojos y con tres depósitos de pintura  cada uno  y  una hoja de papel crearon su primera obra artística.

“No esta facíl” , “Muy interesante”,  “Un poco nervioso,  no veo lo que hago”,  estas fueron  las reacciones de los pintores al intentar plasmar en el papel, el mensaje de una melodía que era cantada por Daniel Bonilla, un ex usuario del Centro de Ciegos.

14 CRC DESARROLLA TALLER DE PINTURA 2