El Centro de Rehabilitación Integral para la Niñez y la Adolescencia, CRINA, celebró con empleados, usuarios y sus familiares el aniversario número trece de brindar atención a este segmento de la población.

El festejo se inició con una misa de acción de gracias, para luego pasar a las diferentes actividades preparadas para celebrar a lo grande este nuevo aniversario de atender a la población con discapacidad.

Puntos artísticos, quiebra de piñatas, y el infaltable pastel fueron parte del festejo del trece aniversario del CRINA.

La Dra. Ana Lorena Zelaya de Mena, directora del CRINA, afirmó que el mayor logro alcanzado en estos trece años lo representa el contar con un equipo de trabajo unificado que brinda un servicio integral en la rehabilitación.

“Lo primero es la persona, atendemos conscientes de sus derechos y de la calidad de servicio que se merecen, primero está la persona antes que su discapacidad” expresó la directora del CRINA.

Hacia el futuro, la Dra. de Mena dijo que el reto más importante es innovar en la atención y empoderar a la familia del proceso de rehabilitación de sus hijos para que los resultados sean cada vez más efectivos.

A la celebración del aniversario del CRINA, llegó doña Carmen Moran junto a su nieta de dos años, quien es usuaria de este centro del ISRI, desde los tres meses de nacida.  “El trabajo que aquí hacen es maravillo” afirmó.

Doña Carmen asegura que su nieta no caminaba, tenía problemas de lenguaje y de motricidad, pero que todo eso es cosa del pasado ya que debido al proceso de rehabilitación dentro del CRINA, esas dificultades han sido superadas casi en su totalidad.

Ana Gloria Ortiz, fue otra de las madres que asistió a la celebración del aniversario del CRINA, ella lleva a su hijo Jeremías de cinco años y que ha sido diagnosticado con el Trastorno del Espectro Autista.

“Desde que vengo al CRINA, los resultados de mejora en mi hijo son evidentes, ya no vive encerrado en su mundo, ya socializa con otras personas, y lo mejor es que se ha integrado al kínder y eso es un logro fantástico” señaló la señora Ortiz.