Las buenas acciones se cultivan desde la infancia, un ejemplo claro lo representa el donativo que los alumnos de segundo grado de la Escuela Americana, realizaron  al Centro de Rehabilitación Integral para la Niñez y la Adolescencia, CRINA.

El aporte entregado es de $3,214.30 dólares, fondos recaudados por los estudiantes mediante actividades realizadas con el objetivo de poder ayudar a los usuarios que realiza su proceso de rehabilitación en el CRINA.

Juan Diego Pérez, en nombre de sus compañeros, explicó que buscaron patrocinadores dentro de sus familias para recaudar el dinero y también realizaron una actividad en su centro de estudio para lograr la cifra antes mencionada.

Por su parte la Dra. Ana Lorena de Mena, directora del CRINA, agradeció la entrega del donativo, el cual será utilizado para reforzar el programa de fabricación de sillas y verticalizador de madera que se elaboran para usuarios de este centro del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI.

La Dra. de Mena, explicó a los estudiantes de la Escuela Americana, que tanto las sillas como los verticalizador son entregados a los usuarios del CRINA de manera gratuita.

Uno de los beneficiados con este tipo de ayudas, es Joseph Fuentes, quien desde los cuatro meses de nacido es usuario del CRINA, donde realiza su proceso de rehabilitación debido a su parálisis cerebral infantil.

Zulma Joya, madre de Joseph, dijo estar satisfecha con los resultados en su hijo, quien usa un verticalizador de madera y ha logrado mejorar su fuerza en las piernas.  “Ya se sostiene parado, antes no lo podía hacer” dijo la señora Joya.