Con el respaldo de estudiantes de la carrera de fisioterapia de la Universidad Autónoma de Santa Ana, UNASA, se realizaron trabajos de modificación del área de terapia ocupacional pediátrica del Centro de Rehabilitación Integral de Occidente, CRIO.

Los trabajos consistieron en una readecuación del espacio donde se brinda este servicio a la población infantil con el objetivo de volverlo más atractivo y con los elementos indispensables para este tipo de terapia.

Wendy Ramos, una de las estudiantes que participó en este proyecto de mejora, explicó que la idea fundamental ya existía, pero que se necesitaba de un cambio que volviera el lugar más acogedor para los infantes que son atendidos en la terapia ocupacional pediátrica.

La Licenciada Sandra de Sandoval, coordinadora del área de terapias del CRIO, agradeció el aporte de los estudiantes, a quienes felicito por su dedicación y responsabilidad en el trabajo realizado.

“Sabemos que sacrificaron fines de semana, incurrieron en gastos económicos y todo con el único objetivo de ayudar a nuestros usuarios para que puedan contar con un espacio adecuado a sus necesidades dentro del proceso de rehabilitación” expresó la Licda. de Sandoval.

Lissette López, también en representación de los estudiantes de la UNASA, explico detalladamente los cambios que realizaron al área de terapia ocupacional, indicando que se logró dotar del material indispensable para realizar de la manera más eficiente las terapias.

Las modificaciones realizadas forman parte del trabajo que los estudiantes de la UNASA debían efectuar como parte de su formación educativa y que al mismo tiempo les garantizaría cumplir con uno de los requisitos para su proceso de graduación.