El Centro de Rehabilitación Integral de Oriente, CRIOR, celebró su aniversario número 31 con la realización del seminario “Vivamos la Inclusión con Tsunagaru” en el cual participaron educadores y terapistas.

La jornada fue respaldada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, JICA, como parte del esfuerzo por mejorar la inclusión de las personas con discapacidad en las diferentes áreas de la sociedad.

En su discurso de inauguración el Dr. Jorge Alberto Ávalos, director del CRIOR, expresó su compromiso por apoyar todas las acciones que estén orientadas a favorecer a las personas con discapacidad del oriente del país.

“Hoy es un buen día para dejar de ver lo que falta, y enfocar nuestra mirada y esfuerzo en lo que tenemos y lo que podemos hacer para avanzar en el trabajo en favor de nuestros usuarios” señaló el Dr. Ávalos.

Por su parte Nakato Ahno, Coordinador de los voluntarios de Japón, calificó de importante el seminario, ya que contribuirá a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad sostuvo.

A la celebración asistió también el presidente del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, Dr. Alex Francisco González, quien felicito al personal del CRIOR por celebrar su 31 aniversario y puntualizó que la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad es un factor importante para su total desarrollo.

“Aquí están presenten dos actores fundamentales, los educadores y los terapistas, en sus manos esta cambiar la vida de las personas con discapacidad al ofrecerles mejores oportunidades para su inclusión escolar, social y laboral” dijo el Dr. González.

La celebración del 31 aniversario del CRIOR, también fue aprovechado para realizar una actividad destinada a mejorar la salud mental de su personal a través del taller, “Regalando Sonrisas”.

Este evento estuvo bajo la responsabilidad del grupo denominado “Fabrica de Sonrisas” integrado por voluntarios de diferentes carreras profesionales que buscan mediante la sonrisa cambiar los estados de ánimo de las personas.

Dinámicas, bailes y reflexiones fueron parte de esta actividad que permitió vivir un escape al estrés que se genera como parte del quehacer diario del personal del CRIOR.

La celebración del 31 aniversario del CRIOR concluyó con un almuerzo especial para todo el personal y donde no falto el mariachi y la música que puso a bailar a más de uno de los asistentes a este festejo.

 

68 CRIOR CELEBRA 31 DE ATENDER A LA POBLACION CON DISCAPACIDAD 2