Cumpliendo con el compromiso de velar por la niñez más necesitada, el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, viajo hasta el Caserío Las Piedras de El Refugio, Ahuachapán para entregarle a Alexander Cerna una silla de ruedas adaptada.

El caso de Alexander, fue del conocimiento de la Primera Dama de la República, Gabriela de Bukele, quien se coordinó con del ISRI para que se evaluara a este infante y se le adecuara una silla de ruedas acorde a sus necesidades.

“Estamos dando una respuesta oportuna e inmediata a Alexander, en la primera visita se evaluó y se le tomo medidas, hoy entregamos una silla de ruedas neurológica adaptada especialmente a sus necesidades” expresó la Dra. Ligia Gallardo, presidenta del ISRI.

En la casa de Alexander, los técnicos del ISRI, trabajaron los últimos detalles en la silla para garantizar que este infante estuviera adecuadamente sentado en la silla de ruedas.

Liliana Cerna, mamá de Alexander, dijo estar muy feliz, ya que su hijo hoy ya cuenta con una silla de ruedas la cual necesitaba. “Él ya no cabía en el coche y yo no tengo dinero para comprar una silla como esta” dijo.

La señora Cerna, expresó que, con la silla de ruedas, se le hará más fácil el trasladar a Alexander y también evitará que solo pase acostado. “Para nosotros significa un cambio de vida, sin duda que es para mejorar” concluyo entre lágrimas la madre de Alexander.