La vida a su corta edad, la puso frente a una difícil situación, tuvo que decidir entre la vida o la amputación de su pierna izquierda, este es el caso de Daniela Nicolle Guardado de trece años de edad, quien hoy lidera un proyecto en beneficio de los niños con cáncer.

“Soy la voz de esos niños sin recursos y sin oportunidades, estoy comprometida con ellos, siempre los voy a apoyar” expresó Daniela, luego de recibir su prótesis modular para desarticulados de cadera, fabricada en el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI.

Esta infanta a sus diez años fue diagnosticada con Osteosarcoma, un tipo de cáncer agresivo que puso en peligro su vida, teniendo su familia que tomar la decisión de amputarle la pierna debido a lo avanzado de la enfermedad y así salvarle la vida.

“Hoy estoy muy feliz, gracias al ISRI y a estas personas de Remmesa, tengo ya mi prótesis, sin duda que volveré a correr, saltar y hare algo que me fascina mucho, podre bailar nuevamente” dice Daniela.

Actualmente Daniela, impulsa el proyecto “DANYSLINE” mediante el cual recauda fondos que utiliza para apoyar a los niños con cáncer del Hospital Benjamín Bloom. El trabajo que realiza consiste en elaborar figuras que comercializa y los fondos son de uso exclusivo para apoyar a los infantes que son atendidos dentro del Bloom.

La Dra. Ligia Gallardo, presidenta del ISRI, expresó su admiración por el compromiso de Daniela con los niños con cáncer. “Hoy le entregamos una prótesis para que pueda alcanzar sus sueños, volverse independiente y dar pasos a su inclusión en las diferentes áreas de la sociedad” indicó la funcionaria.

La fabricación de la prótesis contó con el apoyo de empresarios de los Estados Unidos, de REMMESA, quienes dijeron que trabajaran de la mano con el ISRI para beneficiar a más personas que requieran de ayudas técnicas.

ISRI ENTREGA PROTESIS A DANIELA1