Mejorar el acceso al programa de detección temprana de Hipoacusia, es el objetivo de la jornada de capacitación que el Centro de Audición y Lenguaje realiza con el personal del área de lenguaje de los dos centros regionales del ISRI en Santa Ana y San Miguel.

Ambos centros pasarían a ser los referentes de las redes establecidas en el oriente y occidente del país, para facilitar el acceso y seguimiento de los recién nacidos de riesgo de presentar hipoacusia e incluirlos en el programa de ayudas técnicas.

A la actividad asisten terapistas de lenguaje de los ISRI en Santa Ana y San Miguel, a quienes se les capacita en el manejo del equipo técnico para la realización de los tamizajes auditivos para brindar estos servicios en estas zonas del país.

Así mismo, se están desarrollado una serie de ponencias referente al proceso de trabajo que realiza el Centro de Audición y Lenguaje con las personas del programa de Hipoacúsicos y de esa forma implementarlo en esos centros del ISRI en el oriente y occidente del país.

En el último año, en el Centro de Audición y Lenguaje, se contabilizaron un total de 246 diagnósticos de hipoacusia, de los cuales 153, es decir el 62 por ciento representan a una hipoacusia neurosensorial bilateral, relacionada con la pérdida auditiva.

Esta es la causa que dio origen al programa de detección temprana de sordera con la finalidad de impulsar   consolidar las redes de trabajo con los diferentes sectores del sector salud que permitan ampliar y mejorar la detección temprana y las referencias oportunas de los recién nacidos con factores de riesgo de sordera para su diagnóstico y su proceso de   rehabilitación oportuna.

74 ISRI IMPULSA ACCESIBILIDAD A PROGRAMAS DE REHABILITACION DE CH1