En el marco de la celebración de los 196 años de independencia patria, El Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, inauguro la semana cívica que contempla diferentes actividades alusivas a esta efeméride.

El evento inició con un desfile en el que participaron usuarios y usuarias del Centro de Rehabilitación Integral para la Niñez y la Adolescencia, CRINA, quienes eran acompañados por sus familiares.

El canto del himno nacional y la oración a la bandera, fueron los primeros puntos que abrieron el espacio para destacar en breves reseñas la importancia y significada de los símbolos patrios.

Fue así como el pequeño Rudy García, hablo sobre el ave nacional, destacando que fue declarado con ese título en octubre de 1999, por dos características importantes, la primera que no vive en cautiverio, representando con ello la libertad y la segunda está relacionada con la unidad familiar ya que los dos miembros de la pareja de estas aves participan en el cuido de sus crías.

Las habilidades artísticas salieron a relucir en la actividad con el tema “El Torito Pinto”, vestidos con trajes típicos los infantes juntos a sus familiares danzaron esta pieza musical del folclor salvadoreño.

“Nuestros hijos tienen la capacidad de ser parte de estos eventos, no hay que excluirlos” indicó Yosemy Cortez, quien bailo el “Torito Pinto” junto a su hijo André, quien recibe terapias en el CRINA debido a una parálisis cerebral infantil.

Sin duda alguna la emoción fue enorme al ver como estos infantes superando sus dificultades propias de su condición de discapacidad daban el ejemplo del amor y respeto hacia la patria, en sus fiestas de independencia.