El Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, recibió por parte de la fundación Care To Help, las instalaciones que albergan la nave industrial, oficinas administrativas y maquinaria industrial para el funcionamiento de la Unidad Productiva Inclusiva.

La obra está valorada en más de $200,000 dólares y permitirá generar empleos formales para las personas con discapacidad y su núcleo familiar. Se esperar que al iniciar sus funciones esta planta permita emplear a cien personas

El Dr. Alex Francisco González, presidente del ISRI, agradeció el apoyo que la fundación Care To Help le brindo para hacer realidad este proyecto que busca terminar con el binomio de discapacidad y pobreza.

“Hace cuatro años nos propusimos generar condiciones que tuvieran como fin último la generación de empleo para personas con discapacidad, pero no cualquier empleo, sino una fuente de trabajo formal, empleo digno para este colectivo de la sociedad” expresó el Dr. González.

Por su parte Benjamín Weng, presidente de Care To Help, dijo estar muy complacido de haber podido ayudar al ISRI en su visión de generar condiciones para   mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

El funcionamiento de la Unidad Productiva Inclusiva, estará bajo la dirección de la Fundación para el Desarrollo Social Inclusivo, la cual es presidida por el Dr. Wilfredo Martínez Zetino, quien también asistió al evento de entrega de las instalaciones.