Un promedio de 400 personas con discapacidad se beneficiarán con la entrega de sillas de ruedas que realiza el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, junto a la fundación norteamericana Joni and Friends.

La actividad busca ayudar a infantes, jóvenes, adultos mayores de los diferentes departamentos del país que necesiten de estas ayudas técnicas para mejorar sus condiciones de movilización y su estilo de vida.

El Dr. Alex Francisco González, presidente del ISRI, señaló que desde el 2009 se realizan estas jornadas. “Cuando se inició solo se hacía una de estas entregas masivas en el año, hoy estamos realizo dos por año” informó.

El funcionario destacó que el ISRI y Joni and Friends, están claros del verdadero significado de entregar una silla de ruedas, por lo que se realizan las adaptaciones necesarias a esas ayudas técnicas para que la personas que la utilice tenga las mejores comodidades.

“Aquí nuestros técnicos y los de Joni, trabajan para adaptar las sillas a las necesidades de las personas según la discapacidad, porque sabemos que una silla de ruedas representa un cambio de vida para quien la usa” sostuvo el Dr. González.

Una de las personas beneficiadas con una de estas ayudas técnicas, fue Ángel Gabriel Martínez, de un año de edad, llegó en brazos de su madre desde Arcatao, en el departamento de Chalatenango.

“Me levante a las cuatro de la mañana a preparar todo, y salimos a las cinco para el ISRI, pero todo ha valido la pena ya me dieron la silla de ruedas y estoy muy feliz” expresó Sandra Martínez, madre del pequeño Ángel.

Al consultarle a los técnicos de Joni and Friends sobre el valor económico de la silla entregada a Ángel, no dudaron en afirmar que su precio es superior a los dos mil dólares, pero Sandra se la lleva sin ningún costo económico.

A la entrega de sillas de ruedas, también llegó desde Quezaltepeque, La Libertad, Concepción García de Flamenco de 96 años de edad, esta adulta mayor dice que le cuesta caminar por lo que solicito la silla al ISRI.

La jornada tendrá una duración de cinco días, tiempo en el cual se espera ayudar a la población con discapacidad del país con las sillas de ruedas adaptas, muletas y andaderas. Para marzo del próximo año se ha programado realizar otra entrega masiva de estas ayudas técnicas.