Con el objetivo de detectar a temprana edad posibles casos de infantes con sospecha de discapacidades auditivas el Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, y el Ministerio de Salud trabajan para identificar a la población con problemas de este tipo.

En ese sentido, el Centro de Audición y Lenguaje, CALE, ha impartido una serie de capacitaciones a personal de los diferentes Hospitales Nacionales para que se puedan realizar en estos establecimientos de salud los tamizajes auditivos.

“Estamos trabajando para tener un control más eficaz en la detección de posible sordera en los recién nacidos y los prematuros, por eso es importante esta alianza con el MINSAL mediante la cual estamos ampliando este servicio de los tamizajes auditivos” expresó el Dr. Alex Francisco González.

Y con el fin de garantizar que la prueba mencionada se esté realizando correctamente, el Dr. Ricardo Ernesto Rápalo, director del CALE ha efectuado visitas a los hospitales de Sonsonate y San Vicente para realizar pruebas de niveles de ruido en los espacios asignados para efectuar los tamizajes auditivos.

En ambos centros médicos, el resultado ha sido satisfactoria ya que los niveles de interferencia están por debajo de lo permitido, es decir se cuentan con las condiciones idóneas para poder realizar la prueba de detección de posible sordera.

El Tamizaje Auditivo es un examen que tiene como objetivo asegurar la detección oportuna y el diagnóstico temprano de las pérdidas auditivas, favoreciendo una atención integral de los niños y niñas con este tipo de discapacidad.

El Dr. Walter Flores, Director del Hospital Nacional de Sonsonate “Dr. Jorge Mazzini” dijo estar dispuesto a dar su apoyo incondicional a este proceso de detección de la discapacidad auditiva.

Por su parte la Dra. Lissette Huezo, del Hospital de San Vicente, explicó que se va a trabajar para cubrir los cuatro departamentos de la zona paracentral del país con el fin de beneficiar a las personas que requieran del tamizaje auditivo.