Se trata de un sistema de escritura que permite a las personas con discapacidad visual contar con medio idóneo de comunicación que les permita incluirse en los diversos ámbitos de la sociedad.

El sistema Braille de basa en seis puntos que se distribuyen en diferentes formas, no se considera un idioma, pero si un alfabeto reconocido a nivel internacional capaz de formar letras, números y signos.

El Sistema Braille, es un método de escritura y lectura pensado para las personas con cualquier tipo de discapacidad visual, El Braille fue creado por Louis Braille a mediados del siglo XIX, se inició con ocho puntos generadores y se perfecciono y hasta la fecha se basa en seis puntos que se intercambian para lograr la formación de palabras.

En nuestro país, el Centro de Rehabilitación de Ciegos, Eugenia de Dueñas”, cuenta con diferentes programas que tiene como finalidad ayudar a las personas con discapacidad visual a lograr su independencia y entre estos, se cuenta con el aprendizaje de la escritura y lectura braille.

Para iniciar este proceso, primero se debe lograr la sensibilización del sentido del tacto, por lo que se realizan diversos tipos de trabajo que estimulan el uso de las manos y de esa forma ayudar a mejorar la sensibilidad en los dedos.

“Nuestros usuarios trabajan con plastilina, seleccionan granos de arroz y maicillo, todo esto con la finalidad de mejorar su sentido del tacto para que se les facilite el aprendizaje del braille, este proceso es importante para lograr los mejores resultados” expresó la Licda. Juana de Arias, responsable de la enseñanza de esta forma de escritura.

Luego los usuarios del Centro de Ciegos, comienzan de lleno su proceso de aprendizaje del braille, usando un punzón y una regleta, herramientas básicas para realizar la escritura en este sistema de comunicación.

“Ellos con el punzón van marcando el punto correspondiente para la formación de las palabras, son 90 lecciones las que deben realizar para dominar el modo básico de la escritura braille” dice la Licda. de Arias.

Explica la experta, que también hay enseñanza de braille estenográfico, mediante el cual las personas pueden escribir palabras abreviadas.  El aprendizaje de esta escritura es más difícil que el braille básico.

La Licda. de Arias dijo que una persona con discapacidad visual puede necesitar un tiempo que va desde los seis meses hasta un año para aprender la escritura braille. “Si las personas tienen una discapacidad agregada a la ceguera pueden ocupar más tiempo para dominar el braille” agregó.

El Centro de Ciegos, es una dependencia del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral, ISRI, y es la única institución a nivel nacional que brinda procesos de rehabilitación para las personas con discapacidad visual. Todos los servicios que ofrece a quienes se encuentran en esta condición de vida son gratuitos.